Antología de la cocina andina: Leña verde, desde los sabores y saberes de la identidad.

 

El hombre en su prisa por vivir pretende olvidar su historia, que está escrita con paciencia por los ciclos de vida en un mundo reciente, en el que la naturaleza dictaba sus costumbres y modos de vida y que en nuestro mundo andino se resiste aún a ser desplazada de una crónica grabada con ternura en las generaciones que todavía tienen memoria, y que fueron transmitidas por la oralidad ancestral.

En el surco abierto de la tierra, en el fogón prendido y la intimidad del lecho, se escribió la historia de esta tierra, se forjó la cultura a través de las costumbres persistentes bañadas siempre con la miel de la ternuraEsta obra, Leña Verde, no es un libro de cocina ni un recetario, es más bien una crónica de la vida familiar en nuestra serranía, recogida a través de la oralidad que sustenta costumbres, afectos y peculiaridades con las que se hace la identidad de familias, pueblos y regiones.

Sembrar para cosechar; cosechar para cocinar; cocinar para comer; comer para vivir y vivir para trascender. Cada uno de estos actos tiene un significado para la forma de vida de quienes somos de esta serranía geográfica.

La abundancia o escasez de los recursos alimenticios hace que el potaje tenga características propias y únicas que a veces trasciende el ambiente familiar y se reproducen en el poblado hasta que son descubiertos por los transeúntes que empiezan a forjar su prestigio y nace la leyenda de un plato o bocado regional.

Por: Tito León. | Leer más...