Latacunga Una Ciudad Patrimonial.

 

En la Red de 22 Ciudades Patrimoniales del Ecuador, establecida por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, se halla Latacunga, desde mayo de 1982, debido a sus especiales características no solamente arquitectónicas.

El espíritu hospitalario del latacungueño, el aporte de genuinos pensadores, junto a tradiciones de muchedumbres y también de prosapia, hasta la encarnada en las chugchucaras, el queso de hoja, las allullas (con h si se desea) y la mashca patronímica, hacen un todo nada común. Esta urbe tiene admirables particularidades que, en ocasiones, no han sido suficientemente valoradas, por eso es imprescindible bien planificados trabajos de concienciación ciudadana, para elevar la autoestima y afianzar el sentido de pertenencia.

Cronistas y viajeros ilustres informan respecto a la fisonomía de Latacunga; entre ellos, Pedro Cieza de León, en la primera mitad del siglo XVI, narró que en el pueblo y los grandes aposentos de Latacunga había edificios tan principales como los de Quito, inclusive con ovejas de oro que exornaban sus paredes, como el correspondiente al Rey Inca que tenía palacio, templo y vírgenes (mamaconas) para su servicio. Ésto refleja la nombradía latacungueña desde la prehispanidad.

En el siglo XVIII, el P. Juan de Velasco, que vivió en Latacunga considerable tiempo, ratificó lo relatado por Cieza de León, añadiendo que en tiempo de los españoles fue una de las principales y más ricas, con edificios grandes, cómodos y muy hermosos, hechos todos de piedra pómez labrada y de cal, sobre bóvedas y arquerías, unos cubiertos de teja y otros de vistosas azoteas.

Por: Franklin Barriga López | Leer más...