Máscara: Origen y Vigencia

 

El extraordinario patrimonio cultural del Ecuador adquiere singular trascendencia gracias a la interminable creatividad del arte, que hace tangible la cultura popular y consolida el imaginario de las diferentes fiestas andinas.

Varios historiadores demuestran documentadamente que la máscara desde siempre ha jugado un papel protagónico y emblemático en las múltiples fiestas populares. En toda fiesta popular encontramos un denominador común llamado “máscara”, cuyo elemento infaltable es elaborado y decorado según su particularidad bajo la fuerte influencia de la simbología ancestral y religiosa de los pueblos indígenas del Ecuador.

A través del tiempo, la construcción de la máscara ha utilizado varios materiales como piedra, spondylus (concha), cráneos, pieles, cerámica, oro, plata, cobre, madera, cortezas, paja, tela, papel, cartón y en los últimos tiempos látex, plásticos y otros materiales de alta plasticidad. La máscara es un objeto que permite ocultar todo el cuerpo, mientras que la careta cubre específicamente rasgos, partes o el total de la cara coadyuvando al personaje a adoptar una personalidad superior e inclusive esconderse de lo prohibido.

La máscara funciona “como un conector entre el mundo terrenal y espiritual”, entre el mundo de los vivos y el de los muertos, entre lo divino y lo infernal, entre la cordura y la locura convirtiéndose así en un instrumento que conjuga la dualidad de cada ser.

Por: Francisco Ulloa Enríquez. | Leer más...