Cascada Las Palmas: Naturaleza, Exploración y diversión.

 

La provincia de Cotopaxi cuenta con un sin número de atractivos turísticos, unos fuertemente publicitados como el volcán Cotopaxi, Reserva ecológica Los Ilinizas, laguna Quilotoa, entre otras; sin embargo, existen zonas inhóspitas, ricas por su diversidad en flora y fauna, las mismas que por su ubicación pasan desapercibidas.

Para disfrutar de un hermoso paisaje, vegetación, vida silvestre y gozar de un turismo de aventura, no es necesario viajar a otras provincias, basta con dirigirnos a un privilegiado lugar denominado “Cascada Las Palmas” en el cantón La Maná, que forma parte de la Reserva Ecológica Los Ilinizas; este paradisiaco lugar limita con los cantones La Maná, Sigchos y Pujilí.El acceso a la cascada se lo hace por la carretera principal que conduce a La Maná, por la vía Latacunga-Zumbagua-El Palmar, siendo éste el punto de encuentro, donde los guías nativos del sector están dispuestos a prestar sus servicios; se debe transitar alrededor de siete kilómetros desde la carretera: los primeros cuatro kilómetros se los puede recorrer en un vehículo 4x4 o a caballo ya que es una vía de tercer orden, mientras que los tres kilómetros restantes requiere una caminata a través de la selva subtropical, donde se puede admirar toda la belleza natural.

Al iniciar esta travesía es importante ingerir un buen desayuno, que nos llene de energía para iniciar una fuerte caminata y ascenso a la cima de la montaña. El camino está lleno de aventuras ya que constituye un recorrido a través de naturaleza donde no existe un camino bien definido, sino se trata de escalar por senderos para lo cual se debe contar con un buen estado físico que nos permita caminar por aproximadamente dos horas para llegar a la cascada Las Palmas que cuenta con cinco caídas de agua las cuales están alimentadas por el Rio Loapin.

Luego de recorrer más o menos un kilómetro se llega a la primera cascada donde uno logra divisar una impresionante caída de agua que supera los 400 metros de altura, en esta primera parada se puede disfrutar de un refrescante baño, tomar fuerzas para continuar el ascenso y empezar una aventura llena de adrenalina para conocer las cuatro restantes cascadas.

Por: Margarita Donoso. | Leer más...