El Reencuentro Pangüense.

 

UBICACIÓN.- Luego de recorrer por alrededor de 150 km. desde la ciudad de Latacunga en dirección al sur occidente de la provincia de Cotopaxi, atravesando íntegramente la Cordillera Occidental de los Andes Centrales Ecuatorianos por impresionantes declives paisajísticos se aborda a uno de los poblados más hermosos de la zona baja de la provincia, ubicando su cabecera cantonal como su nombre lo indica, en El Corazón mismo del cantón Pangua, entre endémicos bosques subtropicales.

Esta celebración que para los pangüenses es la más popular porque pretende rescatar la identidad del pueblo de los antepasados y dar ejemplo a las futuras generaciones para que continúen con esta tradición. CUÁNDO SE REALIZA.- Con desbordantes manifestaciones de cariño y afecto, fruto de la inmejorable hospitalidad de sus pobladores; el "Paraíso Escondido de Cotopaxi" recibe cada 10 de Agosto a propios y extraños en su prodigiosa tierra para juntos celebrar sus fiestas del Reencuentro Pangüense.

SIGNIFICACIÓN E IMPORTANCIA.- La fiesta del Reencuentro Panguense que se lo celebra en la ciudad de EL Corazón constituye la máxima manifestación cultural del cantón que en su esencia pretende construir identidad a través de la revalorización de las labores cotidianas y tradicionales del Montubio Panguense; cuya fiesta según el Alcalde del Cantón Juan Muñoz "genera un importante espacio para celebrar el reencuentro de todos los amigos y familiares que se han ido de Pangua hacia las diferentes ciudades del Ecuador y el mundo".

La historiadora Tatiana Hidrovo sostiene que "el término MONTUBIO aparece en el siglo XIX" siendo entendido como "un tipo de campesino de los sectores rurales con características culturales específicas que obedecen a un proceso que se ha desarrollado en la Costa Ecuatoriana". Asegura además, que "el montubio es un mestizo que tiene una fuerte relación con la tierra, formas de producción, simbolización de la realidad y tradición oral de transmisión de valores."

Por: Manuel Montúfar Flores. | Leer más